Los Centros de Energía

El Método

Centros de Energía es una técnica de movimiento dinámico, ideado para realizar en grupo. Está basada en la teoría de los siete chakras procedente del yoga y tiene como objetivo reconocer, expresar y contribuir al desarrollo de un ser humano más integrado, más consciente de sí mismo y de su entorno. Es un método de conocimiento, transformación y expansión de la conciencia que actúa en los diferentes planos del ser humano: físico, emocional, mental y espiritual.

Fundamentado en la Teoría de los Siete Centros de Energía, desarrollada por el Yoga, y en relación con el concepto de “Coraza Muscular” de Wilhelm Reich, desarrolla un trabajo en profundidad en cada uno de los siete segmentos corporales que se corresponden con los “centros de energía”.

Cada Centro de Energía se relaciona con un aspecto de la persona; tiene además su propia inteligencia y un modo de expresión característico. La  propuesta es desplegar, integrar y tomar conciencia de estas energías, que ya existen en nosotros en potencia y desarrollarlas.

Tenemos así siete centros de energía en nuestro cuerpo, en cada uno hay:

  • Un conjunto de órganos que nos mantienen con vida.
  • Un sector de la columna vertebral, huesos y músculos que mueven esas partes del cuerpo.
  • Emociones que experimentamos a diario.
  • Afectos con los que no relacionamos con los que nos rodean.
  • Lo que guardamos en nuestro intelecto.
  • Lo que podemos crear con nuestra Mente Superior.
  • Un Aspecto Espiritual con el que se relaciona cada Centro.

Es expresivo, porque las tensiones o contracturas están relacionadas con la historia individual, con las emociones vivenciadas a lo largo de la vida y con el control que hemos ejercido sobre algunas de ellas.
Expresando las emociones de cada región del cuerpo a través del movimiento, vamos relajando, venciendo el temor y las inhibiciones y corrigiendo la rigidez de nuestra modalidad de respuestas ante situaciones diarias.
Trabajamos con el ritmo, el pulso vital, porque a través de la música como vehículo y de la repetición de los movimientos como técnica, podemos encontrarnos con las emociones de cada parte de nuestro cuerpo y expresarlas.
Se trabaja un centro de energía por semana, concientizándolo y alineándolo en su funcionamiento con los otros seis, para ir tomando registro de posibilidades e impedimentos en forma gradual y progresiva, respetando los tiempos y mecanismos de reconocimiento de cada integrante de la clase.

Origen del Sistema

El Sistema de Centros de Energía tiene su origen en el Sistema Milderman, en Argentina. Susana Milderman, estudiante de teatro y danza contrae una artritis reumática, enfermedad degenerativa sin solución con la medicina clásica. Ella tuvo la intuición de que podía disolver los bloqueos de su cuerpo y de su mente, así comienza a investigar desde la propia experiencia, lo que la lleva a relacionar el movimiento del cuerpo con las emociones que afloraban de su mundo interior. Aprendió así a atender sus necesidades fundamentales y a desarrollar una conexión más auténtica consigo misma y con los demás. A escuchar y dejarse guiar, durante la Meditación, por su intuición que le indicaba el camino. Gracias a este proceso logró sanar su enfermedad y seguir bailando hasta los 80 años.

En 1948, con el nombre de Sistema Milderman se constituye en una terapia para la salud y el equilibrio psicofísico del ser humano.

En 1966, el Dr.Hugo Ardiles, médico, psiquiatra gestáltico y músico, discípulo de Susana Milderman crea en Argentina, el Sistema de Centros de Energía a través del cual describe el funcionamiento integral del ser humano, basándose en la estrecha relación de los chakras y los cuerpos sutiles del yoga con las corazas musculares.

Movimiento

Movimiento de Centros de Energía es ese pequeño espacio en el tiempo para atendernos desde las posibilidades que el cuerpo nos regala a cada instante, disfrutarlo, reconocerlo, respetarlo, darle la oportunidad de recorrer el camino en coherencia con lo que nos es dado. Seguir en contacto conciente con nuestro cuerpo en movimiento, nuestro estado de presencia, sintonizando con otros un bello momento.

Es un espacio de trabajo corporal integral para activar, explorar y descubrir cómo actúa en nosotros la energía abriendo amorosa y paulatinamente aquellos territorios internos que necesitan de nuestra atención. Nos invita a encontrarnos en la Unidad para ablandar y liberar las corazas que nos impiden el libre fluir de la expresión auténtica, con todos sus aspectos en juego (cuerpo, mente, emoción, espíritu).

El movimiento desde cada uno de los centros de energía nos aporta la profunda experiencia de ir creando nuestro propio camino. De elegir en el reencuentro con nuestra Verdad y expresarla. Ir sacando fuera lo que está escondido dentro.

La armonización energética a través del movimiento, la música, las asanas y la meditación produce una liberación del cuerpo y sus bloqueos, y nos brinda la oportunidad de abrirnos al potencial que contiene cada uno de nuestros centros: vitalidad, fuerza, alegría, gozo, libertad, voluntad, amor, creatividad, conciencia de unidad, lo que a su vez amplía la conciencia del ser y su esencia.

Se desarrolla una parte en danza circular y otra con propuestas para la introspección y conciencia: elongación, flexibilización, tonificación, equilibrio, centramiento y relajación. El grupo y lo circular facilitan la experiencia expresiva y el proceso de transformación. Un espacio para nutrirnos, enriquecernos en el contacto sin fronteras de un lenguaje en común: El cuerpo.

MÁS INFORMACIÓN
valeriazyl@yahoo.com | 658 654 824